Meditar es una forma eficaz de aliviar el estrés. Hay muchas formas de meditar. Una de ellas, tal vez la más deliciosa de todas y una de las más placenteras, es la meditación del chocolate. 

La meditación del chocolate es lo suficientemente simple como para poder ser practicada por los principiantes, y lo suficientemente eficaz como para interesar a los experimentados en la meditación. Además, la meditación chocolate tiene los mismos beneficios de otras formas de meditación, aunque es quizás más fácil comprometerse con ella, ya que tiene una recompensa adicional integrada: el chocolate.

La meditación del chocolate, paso a paso

Para la meditación de chocolate, necesitarás un trozo de chocolate (mejor chocolate negro con alto contenido en cacao) y un rato de tranquilidad (entre 5 y 15 minutos)

Para empezar, siéntate y respira profundamente dos veces con los ojos cerrados para relajar tu cuerpo.

Coge el chocolate y dale un pequeño mordisco. Deja reposar en la lengua el chocolate mientras se funde en tu boca. Piensa en los sabores del chocolate. Continua respirando profundamente, concentrándote en las sensaciones en tu boca.

Cuando el chocolate se haya desecho, concéntrate en tu boca, en cómo se siente vacía. Entonces, muerde de nuevo el chocolate. Siente cómo tu brazo se mueve para coger el chocolate y llevarlo a tu boca, siente los dedos. Concéntrate de nuevo en las sensaciones que el chocolate provoca en ti.

Si durante la meditación otros pensamientos vienen a la mente trata de reorientar tu atención a los sabores y sensaciones asociadas con el chocolate. La idea es permanecer en el momento presente tanto como sea posible.

Cuando hayas terminado de saborear el chocolate, revisa la sensación durante todo el día. Esto te ayudará a sentirte más relajado.

Consejos para realizar la meditación del chocolate

Para realizar la meditación del chocolate no tienes que consumir grandes cantidades de chocolate. De hecho, puesto que puedes hacer con uno o dos cuadraditos de chocolate, aprovecha para utilizar un chocolate de calidad.

En cualquier caso, tienes que tener cuidado si tienes problemas de azúcar y no abusar. Además, tienes que tener la voluntad de comer ese chocolate con atención plena.

Si te gusta el chocolate, con esta meditación descubrirás una nueva manera de disfrutarlo, incluso si este alimento te provoca ansiedad, ya que así aprenderás a controlarla.

Si te gustó este artículo, no te pierdas el artículo titulado Lavar los platos disminuye el estrés.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here