En general, los aceites vegetales son esenciales para la salud debido a que son una fuente muy buena de grasas insaturadas, las cuales son necesarias para obtener energía y para el buen funcionamiento de las células. Y de todos los aceites vegetales, el aceite de oliva es el mejor.

El aceite de oliva, ingrediente esencial en la dieta mediterránea, es popular porque ayuda combatir el colesterol y la hipertensión y es un excelente antioxidante. Pero tiene muchos más beneficios.

Beneficios del aceite de oliva

El aceite de oliva  es rico en grasas insaturadas, grasas que el cuerpo necesita para sobrevivir (en cantidades moderadas). El aceite de oliva contiene grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas. Además, proporciona vitaminas A, D, E y K y ácidos grasos esenciales Omega 3 y Omega 6. Gracias a esto, este aceite proporciona una gran cantidad de beneficios para la salud.

#1 – El aceite de oliva es bueno para el corazón

Según el estudio EurOlive, en el que participaron siete centros de investigación de España, Dinamarca, Finlandia, Italia y Alemania, veinticinco mililitros de aceite de oliva  al día ayudan a reducir el riesgo de endurecimiento de las arterias y de enfermedades del corazón, gracias a su alto contenido en polifenoles, que son unos poderosos antioxidantes.

#2 –  El aceite de oliva ayuda a reducir el colesterol malo (LDL)

El aceite de oliva es una excelente fuente de ácidos grasos monoinsaturados y antioxidantes, por lo que incorporarlo a la dieta puede ayudar a disminuir el colesterol. Un estudio realizado en la Universidad de Maryland lo confirma, así como un estudio de la Universidad de Zaragoza, que mostró que consumir aceite de oliva durante 10 semanas reducía un 13% el nivel de colesterol malo (LDL).

#3 – El aceite de oliva aumenta los niveles de colesterol bueno (HDL)

El aceite de oliva contiene  grassas monoinsaturadas, que tienen propiedades muy saludables, entre ellas, la de producir altos niveles de colesterol bueno (HDL). Según varios estudios,  esta grasa también disminuye los niveles de colesterol malo o LDL.

#4 – El aceite de oliva ayuda a prevenir el Alzheimer

El aceite de oliva se ha asociado con la protección contra el deterioro cognitivo que viene con el envejecimiento. Según un estudio de la Universidad de Louisiana el aceite de olva tiene un compuesto natural llamado oleocanthal que posee propiedades antioxidantes y antiinflamatorias que tienen potencial para reducir el riesgo de la enfermedad de Alzheimer o demencias neurodegenerativas.

#5 – El aceite de oliva tiene propiedades antiinflamatorias

Según uno investigadores del Centro de Sentidos Químicos Monell de Filadelfia, en Estados Unidos, el aceite de oliva virgen contiene un componente químico natural con propiedades antiinflamatorias similares a las del ibuprofeno.

#6 – El aceite de oliva regula la presión arterial

El consumo de grasas monoinstauradas, especialmente las que contiene el aceite de oliva, ayuda a estimular la producción de vasodilatadores y mejora la fluidez de la sangre. Esto disminuye los riesgos de hipertensión. En este sentido, un estudio del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España comprobó que el aceite de oliva modifica la estructura de las membranas y afecta al metabolismo lipídico, el cual está muy alterado en pacientes con hipertensión.

#7 – El aceite de oliva mejora la circulación

Varias investigaciones han comprobado que el aceite de oliva virgen en las comidas mejora la circulación del flujo sanguíneo y previene las molestias al caminar.

#8 – El aceite de oliva ayuda a prevenir y tratar el cáncer de mama

Un estudio realizado en España demostró que el aceite de oliva virgen puede contribuir tanto a prevenir como a tratar el cáncer de mama gracias a su alto contenido en ácido oleico, el cual cambia la composición de la membrana de las células y contribuye a la regulación de los genes relacionados con el cáncer.

#9 – El aceite de oliva ayuda a luchar contra la diabetes tipo 2

Según un estudio de la Universidad de Dublín, el ácido oleico del aceite de oliva también tiene efectos beneficiosos sobre el metabolismo de la glucosa y de las grasas en pacientes con diabetes tipo II, y ayuda a reducir los niveles de glucosa.

#10 – El aceite de oliva ayuda a protegerse ante infecciones

Un equipo de científicos de la Universidad de Jaén, España, descubrió que un dieta rica en aceite de oliva virgen extra ayuda a prevenir las infecciones provocadas por bacterias, y que esta protección se produce incluso cuando el organismo se encuentra bajo de defensas.

#11 – El aceite de oliva protege los huesos

Según varios estudios, una dieta rica en aceite de oliva previene la aterosclerosis y la arteriosclerosis.
También contribuye a la mineralización de los huesos, por lo que se recomienda para la prevención de enfermedades como la osteoporosis.

Para terminar

Ten en cuenta que los beneficios del aceite de oliva se disfrutan sobre todo cuando se consume crudo, mejor si es aceite de oliva virgen.  Y no olvides que, como con tantas otras cosas, es necesario consumirlo con moderación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here