La avena está considerada un súperalimento. Es uno de los cereales más completos y saludables que podemos consumir, ideal para niños y adultos, para personas convalecientes o para cualquiera que, simplemente, desee mejorar sus hábitos de vida y su bienestar.

Ahora bien ¿sabías que la avena es además una forma muy efectiva de ir perdiendo peso poco a poco? Es magnífica. Combinada con una dieta sana y un poco de ejercicio al día, verás cómo tu figura se ve más estilizada y sin esos kilos de más, tan antiestéticos y peligrosos para nuestra salud.

Si te gustó nuestro artículo sobre el agua de fresas, te invitamos a conocer cómo puedes beneficiarte del agua de avena. ¡Deliciosa!

Propiedades de la avena

¿Por qué el agua de avena puede ayudarme a adelgazar?

Numerosos estudios sobre salud y nutrición avalan los múltiples beneficios de la avena y en especial, de su agua para perder peso y para obtener los nutrientes necesarios para empezar el día. No obstante, te recomendamos siempre que seas tú quien elabore el agua de avena. Generalmente la que adquirimos en tiendas y supermercados, contiene demasiados conservantes y no es tan sana.

¿Quieres saber por qué es tan adecuada para nuestras dietas de adelgazamiento?

  • Para beneficiarnos del agua de avena y conseguir ir perdiendo peso, deberemos tomarla en ayunas. Después de pasar entre 6 y 8 horas sin comer, la avena va a aportarte toda la energía que necesita tu cuerpo para empezar el día, y además, regulará tu nivel de azúcar en sangre.
  • El agua de avena es un alimento saciante. Gracias a ella, podrás aguantar perfectamente hasta la hora de la comida sin “picotear” entre horas. Ideal por ejemplo si a ese desayuno, acompañas el agua de avena con una manzana verde y un sándwich integral de centeno con un huevo cocido a laminitas. De ese modo, obtienes proteínas, fibra, minerales y ricas vitaminas.
  • El agua de avena elimina las toxinas que nuestro cuerpo almacena, ayudándonos además a ir depurando las grasas almacenadas, activando además nuestro metabolismo.
  • El agua de avena evita la retención de líquidos. Es diurética e ideal para evitar esa hinchazón en el vientre que sentimos al final del día. ¡Es fantástica!

Agua de avena

¿Cómo puedo preparar mi agua de avena para perder peso?

Ingredientes

  • 200 gramos de avena de cocción rápida.
  • 1 litro de agua.
  • Una ramita de canela.

Preparación

  • En primer lugar te recomendamos comprar avena de cocción rápida en un establecimiento natural. De ese modo nos aseguramos que no ha sido cultivada con transgénicos o pesticidas.
  • Pon a hervir ese litro de agua, y cuando veas que ya está caliente, añade la avena y esa ramita de canela. Si es de cocción rápida no tendrás más que ir removiendo poco a poco hasta que coja consistencia. Si no es de cocción rápida, deberás dejarla a remojo toda lo noche para que se ablande.  ¡Muy fácil!
  • ¿Siguiente paso? Apaga el fuego y coge la batidora. La finalidad es obtener un licuado bien homogéneo con el agua y la avena. Recuerda quitar antes la ramita de canela, puesto que durante la cocción ya habrá dejado su esencia. La canela, es además una especia maravillosa para perder peso gracias a sus propiedades para activar nuestro metabolismo.
  • Una vez hayas batido todo el licuado, tu agua de avena ya estará lista. Si lo deseas puedes pasar por un colador el contenido para que el agua, quede más ligera y agradable. Ponla en una botella de cristal y consérvala en un lugar fresco.
  • ¿Cuándo tomarla? El primer vaso debes tomarlo en ayunas nada más levantarte. Los siguientes, después de tu comida del medio día, otro vaso por la tarde y el último, después de tu cena. Recuerda también mantener una dieta equilibrada, libre de grasas, sal, harina blanca refinada y azúcares. Anda media hora al día y verás como poco a poco, disfrutas de una figura estupenda.

¿Empezamos hoy mismo? Si te ha gustado este artículo descubre también qué tonterías solemos hacer cuando queremos bajar unos kilos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here