El uso de la fuerza de voluntad pura para superar los antojos no siempre funciona. Sin embargo, siempre puedes hacer uso de algunos trucos mentales para engañar a tu mente. Es mucho más fácil de lo que parece.

A continuación te contamos algunos de los trucos que mejor funcionan para engañar a tu mente cuando tienes un antojo que te ayudarán a bajar de peso.

 

Visualiza un botón de pausa

La próxima vez que tengas un antojo imagina que tienes un botón de pausa en tu mente y que lo activas para darte un tiempo y pensar en ello. Si alguien de tu confianza viene a pedirte dinero, ¿no paras un momento antes de decir sí o no? Haz lo mismo cuando sientas antojo por comer algo.

Sustituye la comida basura por alimentos saludables

Cuanto sientas ganas de comer, en vez ir a las galletas, al helado, a los fritos o al chocolate, coge una manzana o una zanahoria. Estos alimentos no son solo más saludables, sino que no no son adictivos, como sí lo es la comida chatarra.

Imagínate a ti mismo comiendo

Pensar en ti mismo comiendo comida basura hace que sea más probable que no comas esos alimentos,  según un estudio realizado en 2010 por investigadores de la Universidad Carnegie Mellon.

No te niegues ningún alimento

Cuando piensas en ponerte a dieta lo primero que suele venir a la mente son privaciones y hambre.  El problema es que negarse a uno mismo sus alimentos favoritos te prepara para el fracaso. Para perder peso y conseguir resultados duradero lo que hay que hacer es comer lo que quieras, pero no todo lo que se quiera.

Utiliza el truco de la manzana

La próxima vez que estés de pie delante de la nevera tratando de averiguar lo que se te antoja, usa el truco de la manzana. Cuando se te antoje un capricho salado o dulce, pregúntate a ti mismo si te comerías una manzana. Si la respuesta es sí, es que verdaderamente tienes hambre y está bien comer algo. Si no estás dispuesto a comerte una manzana es que no estás tan hambriento, así que bebe un poco de agua y ya verás como te sientes mejor. La sed se manifiesta en un primer momento como el hambre, por lo que beber un vaso de agua es lo que realmente necesitarás.

Planifica tu momento “basura”

Si realmente la comida chatarra te hace perder el sentido, no te olvides de ella. En lugar de martirizarte con no comerlo, planifica tu momento diario para comer estos alimentos basura. De esta forma, serás más consciente de lo que comes y no tendrás que perder el tiempo lamentándote por esas patatas que tanto te apetecen.

Crea un lista de distracciones

Eres conscientes de tus antojos. Si no, no estarías leyendo esto. Para combatir estos antojos no hay nada como tener otra cosa que hacer. Una forma eficaz de luchar contra ellos es haciendo otra cosa que no hagas normalmente o para la que no encuentren nunca tiempo. Crea una lista en la que incluyas personas a las que puedas llamar, tareas de limpieza y ordenación (en casa o en el trabajo) o momentos “beauty” para ponerte guapa/o.

Si te gustó este artículo, no te pierdas ¿Corres? Estos errores pueden provocar que ganes peso

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here