Las amistades pueden terminar debido a muchas cosas diferentes. Sin embargo, hay cinco situaciones especialmente peligrosas que afectan a las relaciones de amistad y que muy posiblemente acabarán con ella. Vamos a ver cuáles son.

#1 – No verse cara a cara

Actualmente, con las redes sociales y las aplicaciones de mensajería podemos mantener conversaciones y estar relacionados muy fácilmente. Pero eso que parece una ventaja, en realidad es un obstáculo, porque muchas veces olvidamos la importancia de estar físicamente con nuestros amigos. El principal problema es que las relaciones así tienden a volverse superficiales y, como podemos atender varias conversaciones a la vez, nos olvidamos fácilmente de lo que realmente importa. Hablar por teléfono puede ser una solución, pero solo transitoria y para cuando realmente los amigos están muy lejos, porque hay cosas que solo se dicen cara a cara, y cosas que solo puedes entender cuando estás físicamente ahí.

#2 – Falta de reciprocidad

No puedes esperar que tu amigo te lo dé todo sin corresponderle de la misma manera. En una relación, ambas partes tienen que participar en la misma medida. No se trata de pagar con la misma manera -en la amistad no hay nada que pagar-, sino de implicarse los dos con la misma intensidad.

#3 – Comportamientos tóxicos

Los comportamientos tóxicos acaban con cualquier relación, incluidas las relaciones de amistad. Cuando una persona es negativa, chismosa, envidiosa o victimista, por mencionar algunos de estos comportamientos tóxicos, la relación empieza a resultar pesada y molesta, y es muy difícil avanzar así.

#4 – Incapacidad de adaptación

Hay algo muy cierto en cualqueir relación, incluidas las relaciones de amistad; y es que en algún momento algo va a cambiar. ¿Hasta qué punto y cómo va a afectar a la amistad este cambio?

En muchas ocasiones, las relaciones se aflojan cuando sucede un cambio, y muchas personas encuentran otros amigos más afines a la nueva situación. Esto ocurre especialmente cuando cambias de centro de estudios, cuando encuentras pareja o cuando tienes hijos.

Pero si realmente te interesa una relación de amistad, es necesario que te adaptes, y que el otro también lo haga. Las cosas han cambiado, por lo tanto, para mantener una relación de amistad, será necesario que ambas partes también cambien algo. Si no, lo que quedará no será más que un recuerdo de algo que fue bonito una vez.

#5 – No saber solucionar un conflicto a tiempo

Los conflictos surgen en todo tipo de relación. Y hay que solucionarlos si no queremos que se enquiste y crezca hasta hacerse insoportable. A veces es duro, pero no podemos dejar que la confianza mutua haga todo el trabajo. No se trata solo de perdonar o de dejarlo pasar. Las cosas hay que hablarlas y aclararlas.

¿Quieres saber más sobre cómo sacar adelante una relación de amistad? No te pierdas el artículo Errores que puedes cometer con tus amigos y que estropearán tu amistad. Tampoco te pierdas el artículo 5 cosas que la gente hace en lugar de disculparse… y que no sirven para nada.18

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here