Por muy profundo que sea el dolor o la ira, perdonar es algo necesario, incluso cuando esa persona no ha pedido perdón o no ha mostrado signos de arrepentimiento. Esto se debe a que no perdonar nos hace esclavos del pasado y de sentimientos de rencor, deseo de venganza y coraje. No perdonar al otro te hace más daño a ti que a nadie, no te deja vivir en paz, no te deja disfrutar del presente, no te deja vivir. ¿De verdad quieres vivir con esa carga?

A continuación veremos algunas frases y citas célebres que subrayan la importancia del perdón y que te pueden dar un poco de inspiración para poder perdonar a quienes una vez te hicieron daño.

“No tiene sentido en enterrar un hacha si vas a poner un marcador en el sitio”.

Sydney Harris

Muchas personas perdonan, entierran el hacha, pero no se olvidan de dónde está enterrada ese hacha. Saben donde está, por si acaso hay que sacarla algún día. Esto no es perdón; como mucho es una tregua.  Si quieres dejar el pasado atrás tienes que lanzar el hacha al mar, dejarla caer por un precipio o incinerarla. Elige la metáfora que más te guste.

Hay cosas que no hay que olvidar, pero es la ofensa lo que hay que recordar, sino lo que la provocó, para no volver a encender la mecha, para no provocar de nuevo una situación parecida. Este recuerdo debe fundamentarse en el deseo de crecer y de aspirar a una vida en paz.

“El perdón no cambia el pasado, pero sí amplia el futuro”.

Paul Boese

Esta es la esencia del perdón. No se puede cambiar lo que pasó, pero puedes asegurarte de que eso no tiene el poder para evitar ser feliz mañana. Esto incluye dejar ir el enfado y la ira.

Lo hecho, hecho está. Y puede que las consecuencias marquen tu vida. Si no perdonas, el dolor será más grande y la ira condicionará toda tu vida. Si perdonas, en la mayoría de los casos tu vida seguirá siendo igual. En todos los casos, serás más fuerte y mejorarás tu vida y tu relación con los demás.

 

“El que no puede perdonar rompe el puente sobre el que él mismo debe pasar”.

George Herbert

Si no eres capaz de perdonar al otro cuando te ofende, ¿qué derecho tendrás tú a pedir perdón a los otros cuando llegue el momento? ¿Tan perfecto te crees como para no necesitar se perdonado?

Además, muchas veces es tan sencillo como no ofenderse, como no dar lugar al enfado. Muchos de los problemas que surgen entre las personas se deben a malos entendidos. Muchas ofensas no son intencionales. Si no abundas en el sentirte ofendido, si tratas las cosas con la exigencia debida, tenderás puentes y te darás la oportunidad de tener relaciones sanas.

“El débil nunca puede perdonar. El perdón es el atributo de los fuertes”.

Mahatma Gandhi

A veces la gente piensa que si perdonan están mostrando debilidad. Sin embargo, es el rencor lo que te debilita, lo que te limita y lo que te hace vulnerable, porque hace crecer en ti la desconfianza en los demás y en ti mismo. Si tienes capacidad para perdonar es porque eres lo suficientemente fuerte como para controlar tus emociones y para decidir qué es lo que quieres de verdad.

Si te gustó este artículo, no te pierdas Cómo lidiar con el bagaje emocional en las relaciones de amistad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here