Con leche, con granola, en galletas, o en otras comidas, seguro has probado la avena muchísimas veces. Su suave sabor y su versatilidad hacen que puedas consumirla sola o como acompañante e, incluso, que puedas usarla como ingrediente para muchísimas recetas. Pero, ¿sabías que, además de ser deliciosa, es muy buena para tu bienestar? En Salud y Amistad te contamos más sobre los beneficios de la avena, un delicioso y nutritivo alimento.

¿Qué es la avena?

¿Qué es la avena?Dicen que hubo una época en la que los romanos se burlaban de los germanos porque estos comían siempre avena. Para los romanos, que se alimentaban con mucho trigo, la avena era una mala hierba que crecía entre otros cultivos, y por ello creían que carecía de nutrientes. Sin embargo, las propiedades de este cereal han sido más fuertes que los viejos prejuicios, y desde hace cientos de años su consumo se popularizó en todo el mundo.

La avena es un cereal que pertenece a la familia de las gramíneas, y puede llegar a medir entre un metro y un metro y medio de altura. Es el cereal con mayor cantidad de proteína, y contiene también casi todos los aminoácidos requeridos por el organismo.

Es tan versátil que puede ser usada tanto para bebidas frías o calientes, como para postres o incluso platos salados. Su preparación dependerá siempre de la receta y del tipo de avena que uses.

Variedades de la avena

Variedades de la avena

Las variedades de la avena dependen de la forma de su presentación. La principal, aunque no es la más comercial, son los granos de avena. Usualmente estos son comprados por quienes producen copos de avena. Tras un proceso de hervido del grano, que hace que aumente varias veces su tamaño, el grano el aplastado con un rodillo, dando paso a los copos enteros.

Tras refinar los grano, queda el salvado de avena o la capa externa del grano que, lejos de ser un desecho, es una de las partes más nutritivas del cereal. El salvado contiene un gran valor nutricional, pues es muy rico en fibra, minerales, vitaminas, enzimas, proteínas y grasas insaturadas.

Los copos de avena son la presentación más consumida y también la más versátil. Estos son usados para preparar galletas, tartas, panes, ensaladas, salsas, cremas, papillas, entre otros alimentos. Su cocción es rápida y sencilla.

Por último, tenemos la leche o bebida de avena, una de las leches vegetales con más beneficios, usada como sustitutivo de la leche por ser apta para intolerantes a la lactosa; y la harina de avena, que puede ser usada para postres o panes.

10 Beneficios de la avena

 

Beneficios de la avena

En granos, en copos, como leche… la avena trae importantes beneficios para tu salud, que hacen que sea considerada, además de un delicioso y nutritivo alimento, uno de los mejores superalimentos para proteger la salud del corazón y otras partes de tu cuerpo.

1. Más energía

La avena está compuesta por, aproximadamente, 60% de hidratos de carbono. En su mayoría, estos son polisacáridos de absorción lenta, que tienen doble beneficio: te hacen sentir más saciado, y aportan energía moderada pero constante. Por eso es, entre otras cosas, muy buena para disminuir la ansiedad entre las comidas, y para combatir la fatiga.

2. El cereal con más proteína

La avena aporta casi 13,8% de las proteínas requeridas por el organismo, lo que lo convierte en el cereal con el mayor contenido de proteínas vegetales. Por esto es, también, un gran complemento de la alimentación, sobre todo en las dietas vegetarianas.

3. Avena vs anemia

Entre los múltiples componentes de la avena se encuentra el hierro. Esta característica la convierte en una aliada importante para la recuperación de pacientes con anemia. Sin embargo, en este caso, es recomendable excluir de la dieta el salvado de avena, pues este contiene fitatos, que reducen la absorción del hierro.

4. Rica en nutrientes

La avena es un cereal rico en nutrientes. Una ración de 50 gramos de copos de avena aporta una cuarta parte del fósforo, el magnesio y la vitamina B1 que necesita el organismo a diario. También aporta la mitad del manganeso requerido al día, e importantes dosis de potasio, calcio, selenio, silicio, cobre, cinc y vitaminas E, B2 y B3, así como numerosos antioxidantes y antiinflamatorios como las avenantramidas.

5. Adiós al colesterol

Entre los variados beneficios de la avena está su contenido de fibra soluble, y otras sustancias beneficiosas, como la lecitina, o fitoesteroles como el avenasterol o el betasitosterol. Todos estos componentes contribuyen con la disminución del colesterol malo. Estudios han comprobado que consumir 75 gramos de copos de avena al día puede ayudar a bajar el colesterol en pocas semanas. Además, este delicioso y nutritivo alimento estimula la glándula tiroides, que participa en el metabolismo de las grasas.

6. Controla el azúcar

La avena es una gran aliada de los diabéticos no insulino-dependientes, por su capacidad para estimular la actividad del páncreas. Además, es una fuente de energía de asimilación lenta y de fibra, que ayuda a estabilizar el azúcar en la sangre, sobre todo si es consumida en el desayuno.

7. Músculos más fuertes

Si quieres fortalecer la musculatura lograda con el entrenamiento, la avena es una gran opción. Los avenacósidos, una sustancia presente en este cereal, son esteroides anabólicos y variantes químicas de la hormona testosterona, que contribuyen con la consolidación de tus músculos.

8. Equilibra el sistema nervioso

La avena equilibra el sistema nervioso, gracias a su contenido de vitamina B, calcio y alcaloides. Estos componentes contribuyen también con la capacidad para relajarse, concentrarse y prevenir el agotamiento mental.

9. Mejora tu digestión

Tal vez has intentado antes perder peso con agua de avena. Sin embargo, este no es el único beneficio de esta bebida. Si tienes úlceras en el estómago, la avena puede ayudarte a aliviar los síntomas. También es útil en casos de gastritis y estreñimiento (si es cocido el grano entero), o si tienes diarrea (puedes cocinar el grano sin cáscara). El alivio que produce también puede disminuir las flatulencias.

10. Bueno para las arterias

La avena no solo reduce el colesterol, también disminuye la absorción de la grasa. Por ello, es gran aliada de la salud de las arterias. Diversos estudios han comprobado, además, que el consumo regular de este y otros cereales ayuda también a controlar la presión arterial.

Contraindicaciones de la avena

Contraindicaciones de la avena

Aunque es un delicioso y nutritivo alimento, la avena está contraindicada para los celiacos, por su contenido de gluten. Si bien, es más bajo que el que contiene el trigo, este es un aspecto que se debe tomar en consideración. No obstante, existen presentaciones sin gluten en tiendas especializadas.

Su consumo excesivo puede provocar también un aumento en las evacuaciones y, por lo tanto, puede dar origen a casos de diarrea, aunque no son comunes.

¿Te gustó esta nota sobre los beneficios de la avena? ¿Qué más quieres conocer sobre este nutritivo cereal? ¿Quieres que te contemos sobre los beneficios de otros alimentos? Escríbenos en los comentarios. ¡Estaremos felices de leerte!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here