¿Cuáles son los efectos de la cafeína en el cerebro? ¿La cafeína crea realmente una adicción? ¿Cómo saber cuándo somos adictos a la cafeína?

La cafeína es una droga estimulante que se usa frecuentemente para mejorar los procesos mentales. Se cree que la cafeína actúa bloqueando los receptores de la adenosina de los neurotransmisores, lo que aumenta la excitabilidad del cerebro. La cafeína también influye en otros neurotransmisores, como la norepinefrina, dopamina y acetilcolina. Estos tienen efectos en el estado de ánimo y el procesamiento mental.

¿Quieres saber cuáles son realmente todos los efectos que tiene la cafeína en el cerebro? Te lo contamos en este artículo.

Efectos de la cafeína sobre el estado de ánimo

La cafeína aumenta el estado de alerta. Además, muchas personas encuentran que la cafeína mejora su estado de ánimo porque notan como si se les “encendiera una chispa” que les ayuda a realizar mejor sus tareas. Sin embargo, al igual que otros estimulantes, la cafeína también aumenta la ansiedad.

Es importante destacar que los efectos de la cafeína en el estado de ánimo están relacionados con la forma en que la persona espera que la cafeína le haga sentir, y también por el contexto del consumo de cafeína.

También hay que tener en cuenta que la cafeína actúa como potenciador del estado de ánimo cuando éste es bajo. Para muchas personas, esto ocurre cuando no ha tomado cafeína durante un tiempo, por lo que algunos expertos creen que los efectos positivos son, en realidad, una reacción a la abstinencia de cafeína. Auqneu esto es sólo parcialmente cierto, ya que la investigación muestra que los efectos positivos de la cafeína en el estado de ánimo se producen en personas que lo dejaron y volvieron tanto como en las que no dejaron de tomarla.

Sin embargo,  para aquellos que experimentan un aumento de la ansiedad, los efectos de la cafeína en el estado de ánimo son desagradables.

Efectos de la cafeína en el rendimiento intelectual y mental

Se ha demostrado que la cafeína puede mejorar el rendimiento en un abanico amplio de  tareas, incluyendo la vigilancia, los tiempos de respuesta y el procesamiento de la información, entre otras.

Pero eso no significa que valga la pena usar la cafeína como un modo directo para mejorar el rendimiento. Cuando se hacen comparaciones entre personas cuyas ingesta diaria de cafeína es baja (hasta 100 mg de cafeína por día) y los que consumen regularmente una gran cantidad de cafeína (más de 300 mg de cafeína por día), se ve que las mejoras son bastante pequeñas, y que no mejorar con más cafeína. Mientras que las personas que consumen una gran cantidad de cafeína todos los días no muestran un mejor rendimiento con más cafeína, puede ser que simplemente estén contrarrestando los efectos de la adicción a la cafeína, por lo que, tomando más cafeína,  se están acercando a lo que sería su desempeño normal sin estar enganchados a ella.

Aunque ha habido varios estudios que demuestran que la cafeína mejora la vigilancia y los tiempos de reacción, otros han encontrado que, al menos una parte del tiempo, esto no es más que un “efecto “esperanza”. El efecto esperanza de uno de los efectos que las drogas tienen sobre las percepciones y los comportamientos de las personas. Las expectativas de la gente de cómo la cafeína afecta a su rendimiento,  en particular si piensan que no consumirlo les puede perjudicar a su rendimiento, parece ser la base de algunas de las mejoras en el rendimiento con esta sustancia.

Si te interesa este tema, no te pierdas Efectos negativos a largo plazo del consumo de café

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here