A pesar de que hacer la cama parece no ser muy bueno para la salud, según informan desde un estudio realizado en la Universidad de Kingston, lo cierto es que hacer la cama tiene otros beneficios que merece la pena contemplar, si no tanto para la salud física, al menos sí para la salud mental.

Según los de Kingston, en una cama bien hecha los ácaros son felices y creamos un excelente caldo de cultivo para hacerlos más fuertes. Puedes leer más sobre este tema en el artículo ¿Sabías que hacer la cama es malo para la salud? de Supercurioso. En cualquier caso, es necesario insistir en que, según lo que defiende el estudio en cuestión, no hacer la cama no implica dejarla como quede o, pero aún, tirar de las sábanas hacia la almohada, sino que hay que ventilarla.

¿Quieres conocer por qué sí deberías hacer la cama todos los días? A continuación te lo contamos. Luego corre de tu cuenta decidir qué te interesa más.

Empieza bien el día

Hacer la cama es el primer logro que establece el tono para todo el día. Hacer la cama supone el primer logro del día, al que le seguirán muchos más, y te dará un sentimiento de orgullo que te animará a seguir haciendo otras cosas.

Te invita a tener el resto de la habitación ordenada

No es fácil mantener el dormitorio ordenado. Es más, el hecho de dejar la cama sin hacer no anima a mantener el orden de la habitación. Sin embargo, hacer la cama te anima a recoger todo lo demás, ya sea ropa que hay quedado fuera de su sitio o algún elemento decorativo descolocado.

Además, el hábito de hacer la cama te inspira a mejorar la aparicencia de tu habitación para hacerla más acogedora e incluso a tenerla más limpia.

6 razones para hacer la cama todos los días

 Reduce el estrés y mejora su estado de ánimo

Normalmente pasamos un tercio del día en el dormitorio, sino más. La apariencia de esa estancia tiene un efecto sobre yu estado de ánimo. Es difícil sentirse tranquilo, relajado, competente y conectado con el mundo cuando estás rodeado de desorden.

Una cama bien hecha hace que toda la habitación se vea mejor, creando un ambiente de la tranquilidad y  competencia. Una cama hecha muestra que te preocupa por ti mismo y por tu casa. Esa sensación de cuidado ayuda a levantar el ánimo y aligerar las cargas emocionales.

Propicia un día más productivo

¿Qué tiene que ver una cosa con la otra? ¿Cómo es posible que hacer la cama aumente la productividad? Según Charles Duhigg, autor del libro El poder de los hábitos,  hacer la cama ayuda tener un día más productivo porque este hecho se convierte en un hábito que funciona como piedra angular que inicia la cadena de buenas decisiones durante todo el día.

Duhigg afirma que estos hábitos que funcionan como piedad angular conducen acumulativamente  a una mayor sensación de bienestar y al “desarrollo de fuertes habilidades en la pervivencia de un presupuesto”. Son resultados bastante impresionantes solo por dedicar unos minutos a colocar las sábanas y edredón, ¿no te parece?

Te recuerda que las pequeñas cosas son importantes

En relación con los puntos anteriores, hay que tener en cuenta que hacer la cama te recuerda que las pequeñas cosas son importantes, lo cual influye positivamente en tu planteamiento de todo lo que tienes que hacer y la importancia de los detalles y el orden.

Si te gustó este artículo, no te pierdas 3 actitudes que matan tu productividad.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here