La mayor parte de nosotros hemos nacido conociendo el paracetamol para adultos como uno de los medicamentos analgésicos más recurrentes para tratar los dolores cotidianos, tales como el dolor de cabeza, el muscular o el derivado de golpes. Sin embargo, el uso de distintos términos puede habernos llevado a ignorar la diferencia entre el paracetamol y el Gelocatil. Si este es tu caso y quieres conocer todos los detalles acerca de Gelocatil adultos, en Salud y Amistad te los contamos a continuación.

Gelocatil | El analgésico para aliviar el dolor leve o moderado y la fiebre

1. ¿Qué es exactamente el Gelocatil y cuándo utilizarlo?

Gelocatil 1

Gelocatil es uno de los nombres comerciales que recibe el paracetamol, con la diferencia de que tiene unos efectos más rápidos. Siendo así, se trata de un analgésico empleado para tratar tanto los dolores más generales (de cabeza, musculares, de espalda, dentales… especialmente los leves y moderados), así como la fiebre y los síntomas de la gripe.

2. Cómo tomar las dosis de Gelocatil: indicaciones generales

Existen distintos tipos de Gelocatil en función de sus dosis, que dependerán de factores como la edad del paciente o la intensidad del dolor. Para adultos, las dosis recomendables oscilan entre los 500 mg y 1 gramo cada ocho horas, acompañando la toma con alguna comida. Eso sí, la dosis no deberá exceder los 3 gramos de Gelocatil al día.

Cabe mencionar que estas recomendaciones son generales y aproximadas, por lo que siempre será recomendable seguir las indicaciones de nuestro médico o especialista, quién indicará las dosis necesarias y exactas. Además, tendrás también la opción de escoger el formato de Gelocatil que se ajuste más a tus preferencias de cara a la ingestión, ya sea granulado, comprimido o en solución oral.

3. Precauciones a tener en cuenta antes de tomar Gelocatil

Antes de iniciar nuestro tratamiento de Gelocatil deberemos asegurarnos de no presentar alergia alguna a sus componentes y que en caso de tratamientos demasiado prolongados o de ingerir unas dosis mayores a las recomendadas, pueden ocasionarse daños en el hígado.

Adicionalmente, deberemos ser precavidos a la hora de compaginar el Gelocatil con otros fármacos que contengan paracetamol (así como antiepilépticos, anticoagulantes, antidepresivos, etc…), siempre consultándolo previamente con el especialista. Por otro lado, las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia también deberán hacer lo propio, puesto que el medicamento puede ser secretado a través de la leche materna.

Esperamos que te haya resultado útil conocer esta información y, como siempre, te invitamos a que nos dejes un comentario con tus impresiones o dudas. ¿Eres un habitual consumidor de Gelocatil? ¿Conocías ya cuál era su diferencia con el Paracetamol? ¡Estaremos atentos a tu aportación! 🙂

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here