Un divorcio no es una experiencia agradable. Y las mujeres, en términos de estrés y salud, son las mujeres las que peor lo pasan. Al menos, eso podemos sacar en conclusión tras ver los resultados de un estudio que  asegura que el riesgo de sufrir un ataque al corazón aumenta significativamente después de pasar por esta experiencia tan traumática, especialmente en las mujeres.

Los resultados de este estudio han sido publicado en el Circulation: Cardiovascular Quality and Outcomes,– uan revista de la Asociación Americana del Corazón.

Según este estudio, las mujeres que se han divorciado una vez, o los hombres que se han divorciado al menos dos veces, tienen más probabilidades de tener un ataque al corazón que las personas que permanecen casadas.

Pero las consecuencias negativas que el divorcio tiene para la salud se conocen desde hace algún tiempo, tal y como han reconocido el autor principal del estudio, Matthew E. Dupre, del Duke Clinical Research Institute, en Durham, Carolina del Norte, y sus colaboradores

“El divorcio es un importante factor estresante vida que puede tener consecuencias para la salud económica, emocional y física”, señalan los autores. Ellos dicen que, sin embargo, no está claro cómo la incidencia de divorcios durante toda la vida puede influir en el riesgo de ataque al corazón o infarto agudo de miocardio.

Para su estudio, Dupre y sus colegas analizaron datos de un grupo representativ a nivel nacional de 15.827 hombres y mujeres entre 45 y 80 años que habían estado casados al menos una vez.

Entre 1992 y 2010, los participantes tomaron parte en una entrevista de anual que evaluaba su estado civil y la salud en general. Al estudio de referencia, alrededor del 14% de los hombres y el 19% de las mujeres estaban divorciados, mientras que alrededor de un tercio de los participantes se divorciaron durante el período de seguimiento de 18 años.

Dos o más divorcios pone a las mujeres en casi el doble de riesgo de ataque al corazón

Los resultados de los análisis revelaron que las mujeres divorciadas tenían mayor riesgo de ataque al corazón que las mujeres que continuaron casadas durante todo el periodo del estudio.

Curiosamente, los investigadores encontraron que las mujeres que se volvieron a casar después del divorcio todavía tenían mayor riesgo de ataque al corazón que las mujeres casadas de forma continua con la misma persona.

Lo que es más, en las mujeres el riesgo de ataque al corazón parecía aumentar con múltiples divorcios, de modo que las mujeres que habían pasado por dos o más divorcios tenían casi el doble de probabilidades de tener un ataque al corazón que las mujeres que permanecieron casadas, según los resultados.

Las mujeres que tuvieron un divorcio eran 24% más propensas a tener un ataque al corazón que las mujeres que estuvieron casadas de forma continua, y las que habían sido divorciado por lo menos dos veces eran 77% más propensas. Las mujeres casadas de nuevo eran 35% más propensas a sufrir un ataque al corazón que las mujeres que estaban continuamente casadas.

En comparación con los hombres divorciados, el riesgo de ataque al corazón fue mayor para las mujeres divorciadas, pero los investigadores dicen que este hallazgo en particular no fue estadísticamente significativo.

El estudio observó que los hombres que se habían divorciado tenían el mismo riesgo de ataque al corazón que los hombres que permanecieron casadas. Sin embargo, se encontraron que el riesgo de ataque al corazón de los hombres se elevó después de dos o más divorcios.

El estudio también reveló que, en comparación con las mujeres que contraen nuevo matrimonio, los hombres que se volvieron a casar parecían tener menor riesgo de ataque al corazón, y que tenían el mismo riesgo que los que estuvieron casados ininterrumpidamente.

Por qué las mujeres tienen más riesgo de ataque al corazón tras el divorcio

Los investigadores dicen que una posible explicación para este hallazgo es que las mujeres tienen menos probabilidades de estar satisfechas con la atención que reciben de sus maridos, tal vez porque los hombres no han sido educados para cuidar a los demás de la misma manera como las mujeres.

Si este artículo te resultó interesante, no te pierdas Con buenos amigos vivirás más años

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here