Si alguna vez has padecido un esguince o torcedura de tobillo, sabrás lo increíblemente molestas y dolorosas que pueden resultar. Estas lesiones son bastante comunes en personas que juegan al fútbol o al baloncesto, pero no son exclusivas para deportistas. Cualquier tropezón, caída, mala pisada o mal apoyo del pie, puede ser suficiente para generar una lesión de este tipo. Además, las personas que tienen mayor elasticidad en los ligamentos, son propensas a sufrirlos con más regularidad.

En el siguiente artículo profundizaremos sobre cómo se produce, cómo tratar un esguince de tobillo, y la importancia de hacer una correcta curación, pues según los cirujanos de tobillo, hasta un 30% de los casos de esguinces, dejan consecuencias permanentes en quien los sufre. En primera instancia es importante dejar en claro que el hecho de que el dolor en la zona vaya cediendo, no implica necesariamente que el esguince haya desaparecido.

Es vital entonces, profundizar sobre como curar un esguince de tobillo de forma definitiva, evitando así consecuencias posteriores para la salud y la movilidad. En este sentido, se vienen desarrollando técnicas novedosas que permiten el tratamiento local de la zona lesionada, favoreciendo la reducción del dolor e inflamación en la articulación. Veamos a continuación algunos datos básicos sobre cómo se produce y cómo curar definitivamente un esguince de tobillo.

Consecuencias de tener un esguince de tobillo mal curado

¿Cómo se produce un esguince de tobillo?

Consecuencias de tener un esguince de tobillo mal curado.

Un esguince de tobillo se produce cuando te doblas, tuerces o giras el tobillo de una forma extraña, lo que ocasiona en estiramiento o desgarro de las bandas resistentes de tejido, que conocemos como ligamentos, y que son los responsables de ayudar a mantener los huesos del tobillo unidos. Los ligamentos estabilizan las articulaciones, evitando su movimiento excesivo. El esguince se produce justamente cuando se fuerzan los ligamentos más allá de su amplitud de movimiento.

Las causas más comunes que generan torceduras o esguinces de tobillo son las caídas en las que te tuerces directamente esa parte de tu cuerpo, también una patada o pisotón durante una actividad deportiva. En menos medida, pero aún así probable, puedes producirte un esguince al caminar o hacer ejercicio en una superficie irregular. También cuando saltas o giras y caes mal, lastimando uno de tus tobillos.

Los signos y síntomas de un esguince de tobillo pueden variar de acuerdo a la gravedad de la lesión. Si tienes dolor e hinchazón en el tobillo, es importante que visites a tu médico de confianza. En caso de que el dolor sea intenso, podrías estar frente a la posibilidad de un daño considerable del ligamento, o incluso la rotura de uno de los huesos de la zona. Presta atención a los siguientes síntomas:
  • Dolor, en especial cuando soportas el peso sobre el pie afectado.
  • Dolor ligero al tocar el tobillo.
  • Hinchazón.
  • Hematomas.
  • Amplitud de movimiento limitada.
  • Inestabilidad en el tobillo.
  • Sonido o sensación de chasquido al momento de la lesión.

¿Cómo se cura definitivamente un esguince?

Consecuencias de tener un esguince de tobillo mal curado,.

Una de las opciones que está a la vanguardia en la cura de esguinces de tobillo y otras partes del cuerpo, es la terapia de campo electromagnético pulsado, que ha venido a modernizar y optimizar las terapias con radiofrecuencia. En esta terapia para el tratamiento de esguinces y dolores crónicos, se utilizan campos electromagnéticos que envían pulsos de energía para ayudar en la regulación de las células. Es un tratamiento ideal para ligamentos y tendones dañados, pues fomentan eficientemente la reparación celular. También impacta positivamente en la reducción de la hinchazón, el dolor en las articulaciones, e incluso la fusión de huesos fracturados.

Laboratorios científicos han logrado adaptar esta tecnología de campos electromagnéticos de onda corta, a la practicidad de formatos portátiles y de uso personal, como el caso del ActiPatch. Esta clase de dispositivos, además de ser ligeros, discretos, de fácil uso y sin efectos secundarios, hacen el efecto de restauración de las células dañadas, aliviando efectivamente el dolor y reduciendo la inflamación.

¿Cuáles son las consecuencias de un esguince de tobillo mal curado?

La atención médica oportuna y el tratamiento indicado, son vitales a la hora de curar un esguince de tobillo. Las consecuencias de una curación errónea pueden traerte malestares de largo plazo. Existen, en este sentido, dos factores de riesgo que pueden hacer más delicado el panorama: no hacer el reposo indicado, y volver a actividades que fuercen la articulación aún no recuperada plenamente; y la reincidencia. El hecho de que hayas pasado por dos o más esguinces de tobillo, eleva las posibilidades de que se mantengan consecuencias negativas de una curación errónea.

Estas consecuencias serían principalmente la presencia de un dolor crónico en la zona afectada, la inestabilidad crónica del tobillo, o el desarrollo de artritis en la articulación. Sin embargo, los avances médicos están dados para que puedas hacer frente a ellas y recuperar plenamente la salud, movilidad y comodidad de tus articulaciones. La atención médica y el tratamiento oportuno, serán la única garantía para tu bienestar total.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here