Si tienes un gato, un perro, un pájaro o cualquier otro animal en casa, seguro que es para ti un miembro más de su familia, y con razón. Las mascotas ofrecen consuelo y compañía, y no podemos dejar de amarlos. De hecho, cuando se trata de perros, un estudio reciente encontró que los famosos “ojos de cachorro” desencadenan un aumento del 300% en los niveles de oxitocina, la hormona del amor y la felicidad.

Lo que es más, las mascotas ofrecen una serie de beneficios para la salud humana. En este sentido, un estudio asociaba tener animales domésticos con fuertes habilidades sociales en los niños con autismo. Otro estudio también encontró que tener mascotas está vinculado a un menor riesgo de enfermedades del corazón.

Pero mientras que las mascotas pueden beneficiar nuestra salud, también tienen el potencial de propagar infecciones y causar enfermedades a seres humanos. Las vemos a continuación.

Campilobacteriosis

La campilobacteriosis es una enfermedad provocada por una una bacteria que produce diarrea,  calambres, dolor abdominal y fiebre a los 2-5 días de la exposición a la bacteria.

Aunque la mayoría de los casos son causados ​​por la exposición a alimentos contaminados, en particular la carne y los huevos, y el agua, también puede contagiarse a través de la exposición a las heces de un animal infectado, incluyendo perros y gatos.

Enfermedades parasitarias

Tenia del perro

La tenia del perro (dipylidium caninum) es un gusano parásito de los cánidos y los félidos en general, así como de los demás animales que hospedan pulga.  La enfermedad es  causada por la ingestión de pulgas que llevan las larvas de la tenia. Esto puede suceder cuando el animal se lame.

La tenia se puede pasar a los seres humanos, aunque el riesgo de infección es muy bajo. Ocurre con más frecuencia en los niños pequeños que tragan accidentalmente una pulga infectada.

Como el humano no es el hospedero habitual y la carga de parásitos es habitualmente baja, la infección es asintomática en la mayor parte de los casos. Los signos y síntomas suelen ser inespecíficos, como anorexia, dolor epigástrico, distensión abdominal, diarrea, meteorismo e irritabilidad. También se han reportado prurito y dolor anal. En ocasiones se presenta urticaria.

Anquilostomiasis

Otra enfermedad de este tipo que puede pasar de las mascotas a las personas es la anquilostomiasis, que es una infección intestinal causada por un gusano parasitario de las especies. También se conocer como Anemia Tropical y Uncinariasis.

El parásito de la anquilostomiasis puede ser derramado en las heces de los animales y los seres humanos pueden contraerla al entrar en contacto con heces infectadas, el suelo contaminado o la arena donde tales heces han sido.

La anquilostomiasis  puede causar molestia abdominal, tos, diarrea, fatiga, fiebre, gases, erupción pruriginosa, inapetencia, náuseas y vómitos y palidez.  La mayoría de las personas no presentan síntomas una vez que los gusanos penetran en el intestino.

Toxocariasis

Por último hablaremos de la toxocariasis, que es una infección zoonótica cosmopolita causada por unos gusanos  parásitos  provenientes de perros y gatos. Debido a que el hombre no es el huésped definitivo del gusano, las larvas son incapaces de madurar en él, lo que hace que migren erráticamente por todo el cuerpo causando reacciones inflamatorias. Por ese motivo también se conoce esta enfermedad como larva migrans viceral. Los huevos del parásito se desprenden en sus heces. Los humanos pueden contraer el parásito por la ingestión accidental algo que haya sido contaminado con estas heces.

Salmonelosis

La salmonelosis puede ser transmitida por tortugas, serpientes y lagartos que, aunque no son mascotas tan comunes, no dejan de ser una opción para muchos. Los seres humanos pueden contraer la bacteria causanta de la salmonelosis simplemente al tocar un reptil e ingiriendo sus gérmenes.

Después de 12 a 72 horas de haber sido infectada por la bacteria, la persona puede experimentar diarrea, fiebre y calambres abdominales que duran alrededor de 4-7 días. Aunque la mayoría de las personas se recuperan completamente sin tratamiento, otros pueden necesitar ser hospitalizados.

Próximamente

En el siguiente artículo veremos otra serie de enfermedades que pueden producir las mascotas. 

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here