Aunque comprar un coche puede ser una de las actividades o situaciones con las que más nos emocionamos, antes de hacerlo —y antes de seguir leyendo este artículo— deberás saber que con la compra de un vehículo, siempre viene adjunta una gran responsabilidad. Esta está relacionada, especialmente, con el mantenimiento adecuado del coche para proteger tanto la salud y seguridad vial de peatones y otros conductores, como para conservar la tuya. Es por eso por lo que en este artículo te daremos algunos consejos fundamentales sobre cómo cuidar tu coche y tu salud. 

Mantén tu carro y tu salud protegida con estos sencillos pero fundamentales consejos

cuidar coche y salud

Este proceso dependerá en gran medida del compromiso que le des al cambio de repuestos y revisiones periódicas. Para que esta actividad fluya y sea de calidad, te invitamos a comparar productos, características y precios. Lo podrás hacer a través de páginas especializadas que ofrecen variedad y economía, como DAPARTO.

1. Presta mucha atención a la revisión de frenos, ¡es imprescindible!

Los frenos son una de las partes del vehículo diseñados para proteger a los ocupantes de cualquier accidente o fatalidad. Esta es la razón por la que es indispensable comprobar frecuentemente el estado de los discos, pastillas, pedales y líquidos de frenos.

Esto no solo permitirá que te sientas cómodo/a y tranquilo/a al conducir, sino que será clave para reducir riesgos que puedan afectar tu salud e integridad física, así como la de peatones y demás vehículos.

2. Mantén los filtros y el aceite en las mejores condiciones

Estos filtros serán los encargados de, como su nombre lo indica, filtrar elementos perjudiciales del aire o del aceite, por ejemplo. Gracias a esto se conservarán en perfectas condiciones el motor y otras partes del coche, evitando que su rápido desgaste pueda provocar futuros accidentes. No debes olvidar que los daños ocasionados por un filtro utilizado en exceso pueden ser peores que los ocasionados por no tener un filtro.

Además del filtro de aceite y de aire, también deberás tener en cuenta al filtro de combustible y al filtro de habitáculo. En el caso de este último, su función es garantizar la salud de los ocupantes atrapando partículas de polvo y polen suspendidas en el ambiente del vehículo.

3. Revisa periódicamente los neumáticos

Esta es una de las partes del auto que requiere de especial atención. Para conservar el mayor tiempo posible su vida útil, deberás asegurarte de prestar atención a los siguientes factores.

En primer lugar, tendrás que comprobar que tus llantas se mantengan en los índices de presión de aire adecuados. Esta dependerá del tipo de auto y el tipo de llantas y rines de tu vehículo. Además, deberás verificar constantemente el nivel de desgaste o imperfecciones que puedan aparecer en ellas.

En segundo lugar, es fundamental balancear y alinear tu vehículo cuando sea necesario. Así se evitarán vibraciones en el volante al aumentar la velocidad y te permitirá mantener control sobre la dirección de los neumáticos.

4. ¡No te olvides de la iluminación!

Desde el momento en el que adquieres un coche, una de las principales obligaciones que vienen con ello es mantener el sistema de iluminación y señalización en condiciones óptimas. Para ello deberás revisar constantemente el funcionamiento de las luces y conservarlas libres de suciedad. Deberás comprobar su posición y funcionamiento en carretera, niebla y lluvia.

No olvides tener en cuenta que las luces son las que brindan visibilidad, tanto para ti como para los otros vehículos y peatones.

5. Mantén a punto los sistemas de escape y catalizadores

Los sistemas de escape son aquellos que reducen las emisiones contaminantes y el ruido de los gases al salir del motor. Aunque su deterioro generalmente es bastante rápido, hay que estar muy atento a identificar cualquier tipo de corrosión o de fuga.

Cuando estos presentan daños, se elevan los riesgos de incendio del vehículo o intoxicación y asfixia en espacios cerrados. Si quieres proteger a estos elementos para que duren más tiempo, se recomienda calentar el vehículo por unos minutos antes de ponerlo en marcha.

Como habrás notado, mantener tu vehículo en las mejores condiciones te favorecerá desde todas las perspectivas. Además de asegurarte una conducción óptima, cómoda y eficiente, también aumentará la protección de tu integridad física y la de los demás. Estos consejos facilitarán el mantener tu salud como prioridad, sin descuidar otras actividades diarias, esenciales y gratificantes. No dudes más y ponlos a prueba inmediatamente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here