Si estás sufriendo de tránsito lento y estreñimiento, debes tomar medidas lo antes posible. No sólo porque resulta una situación incómoda debido a los dolores y la imposibilidad de ir al baño sino también porque puede derivar en complicaciones para tu salud.

Hay una serie de remedios sencillos contra el tráfico lento, que aliviarán la situación e incluso la revertirán si los conviertes en hábitos de tu día a día.

Alimentación

La dieta es el principal factor que afecta al adecuado tránsito intestinal. Una inadecuada dieta puede derivar en tráfico lento si no le prestamos atención. Hay una serie de alimentos que debemos incluir en nuestras comidas y que nos garantizarán una digestión fluida y sana.

Más fibra

remedio tránsito lento

El consumo de alimentos ricos en fibra nos permitirá mejorar la digestión y nuestras deposiciones. Tenemos aquí muchas opciones:

  • Frutas ricas en fibra como el kiwi, la manzana, las ciruelas o la papaya.
  • Cereales integrales como la avena.
  • Legumbres como las lentejas o los garbanzos.

Lactobacilos

Los lactobacilos presentes en los yogures desempeñan una función en la asimilación de los alimentos durante la digestión. Incorporar así el consumo diario de yogur mejorará nuestra digestión y reducirá considerablemente el tráfico lento

Hidratación

Ingerir abundante agua a lo largo del día es la mejor manera de mantener nuestro trato digestivo hidratado y prevenir así cualquier episodio de estreñimiento.

Limita los alimentos procesados y el alcohol

El consumo excesivo de alimentos procesados dañará nuestra flora intestinal, empeorando y dificultando la correcta digestión de los alimentos. Por su parte, el alcohol genera un efecto de fuerte deshidratación que puede derivar en congestión intestinal si se ingiere en exceso y no se procede a re-hidratar el cuerpo de una forma adecuada.

Vida sana

Los hábitos de nuestro día a día afectan directamente a nuestro correcto tránsito, por lo que vigilar nuestro estilo de vida puede suponer una gran mejora en ese aspecto.

Ejercicio físico

Caminar a diario e, incluso, incorporar una leve sesión de entrenamiento ayudará a activar nuestro metabolismo y con ello mejorar nuestra digestión, favoreciendo así la recuperación de una situación de estreñimiento.

Menos estrés

Hoy en día, las continuas responsabilidades convierten nuestra vida en un continuo devenir de situaciones estresantes. Para colmo, ese estrés puede implicar que nuestra digestión se resienta y terminemos sufriendo de tráfico lento. Es por eso que dedicar un momento del día a la meditación o las técnicas de relajación es fundamental.

Laxantes naturales

Finalmente, hay una serie de laxantes naturales que podemos tomar si la situación no termina de mejorar.

Infusiones

El diente de león y la flor de la pasión son dos estupendas alternativas, que tomadas en infusión varias veces al día contribuirán a mejorar notablemente nuestro tránsito intestinal.

Frutas

Si bien ya hemos hecho alusión al consumo de frutas en nuestra dieta diaria, merece la pena destacarse que, en caso de que el estreñimiento no remita, un tratamiento a partir de compota natural de frutas todos los días hará milagros con nuestra digestión.

Como puedes ver, el tránsito lento tiene remedio y es más fácil de lo que parece. Incorpora estos sencillos hábitos en tu día a día y en breve notarás una gran diferencia.

Imagen: Martin P. SzymczakDavid Kracht

3 Comentarios

  1. Hola mi mal sufro mucho y desde siempre del extreñimiento suelo tomar hierbas pero esto funciona solo mientras las tomo los remedios no me hacen mucho efecto mas soy alergica a las frutas, tomo agua en ayunas yycomo muchas ensaladas
    Que me recomiendan !!!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here