La salud y el bienestar son los aspectos más importantes de nuestra vida, por lo que deben ser una prioridad para todos. Durante los últimos tiempos, y debido a la crisis mundial, la rutina de todos ha cambiado. Como pasamos más tiempo en casa, hemos modificado nuestras rutinas y hemos implementado hábitos que no son lo mejor, a la vez que hemos descuidado otros que sí son importantes. Todos estos factores son perjudiciales si queremos estar en un buen estado de salud. Por este motivo, decidimos contarte 6 hábitos que debes interiorizar para cuidar de tu salud. ¿Comenzamos?

Hábitos a interiorizar para cuidar la salud

1. Cuenta con un seguro de salud

Puede que este primer hábito pase desapercibido por muchos, pero resulta ser de los más importantes. En ocasiones, tratar de acceder a cualquier servicio de salud conlleva largos tiempos de espera y trámites. Al contar con un seguro de salud, tienes mayor facilidad de acceso a cualquier servicio de atención médica, listas de espera reducidas y una atención cercana y personalizada. Evidentemente, estos beneficios de contar con un seguro de salud suponen tranquilidad y seguridad para el paciente y los miembros de su familia, ante cualquier situación o emergencia. Si deseas adquirir el mejor servicio, que se adapte a tus necesidades, te recomendamos visitar esta web de seguros.

2. Descansa de la tecnología

descansa de la tecnologia

Actualmente permanecemos conectados en la red demasiado tiempo. Sabemos los grandes beneficios y facilidades que esto trae, pero permanecer en línea demasiado tiempo puede afectar nuestra salud. Los diferentes dispositivos electrónicos producen una luz azul que puede afectar nuestra piel y ojos, si se recibe en exceso. Además, también puede agotar nuestro cerebro sin que lo notemos, pues el estar pegados a las pantallas no nos permite conciliar el sueño de buena manera. Por este motivo, lo mejor es que te tomes un descanso de la pantalla y que mantengas tu piel hidratada.

3. Come más frutas y bebe más agua

La alimentación siempre será de los hábitos esenciales para cuidar de nuestra salud. Es importante que tu dieta incluya algunos nutrientes que ayudan al normal funcionamiento del sistema inmune, lo que puede prevenir diferentes enfermedades e infecciones. Lo principal es consumir alimentos que contengan cobre, ácido fólico, hierro, y vitaminas A, B12 y C. Por supuesto, que las frutas son la mejor opción para esto. Los expertos recomiendan comer tres raciones de frutas al día.

Por otra parte, ¿sabías que el agua representa entre un 55% y 60% del peso corporal de una persona adulta? Prestar atención a una buena hidratación es primordial. Aunque este aporte de agua se puede obtener de alimentos como frutas y verduras, se recomienda que el 80 % de este aporte, provenga directamente de la ingesta de agua. Entonces, una buena alimentación debe incluir frutas, verduras y dos litros de agua (que pueden repartirse entre alimentos y agua)

4. Duerme bien

como cuidar de tu salud

Descansar bien y dormir las horas suficientes también es clave para cuidar nuestra salud, el sueño de calidad nos permite resetearnos durante la noche y así mantener tanto la salud física como la mental. Ten una rutina exacta, en la que establezcas horarios de sueño y para levantarte. De esta forma, se facilita que los ritmos hormonales relacionados con el sueño se produzcan en el momento adecuado. Además, los expertos recomiendan levantarte de la cama apenas despiertes y exponerte a la luz solar. De esta manera, mantendrás ajustado tu reloj interno.

5. Entrena a diario

Sabemos que no todos tenemos afinidad por el deporte, pero mover tu cuerpo es esencial para cuidar de tu salud. Nuestro cuerpo exige movimiento para activarse, tener energía y liberar toxinas y emociones negativas, lo que le permite ser más dinámico. La actividad física mejora nuestra fuerza y resistencia, contribuye al funcionamiento de nuestros sistemas cardio-respiratorio, digestivo y endocrino. Además de ayudar en nuestra actividad mental. Con 20 minutos al día que dediques al ejercicio físico será suficiente y tu cuerpo lo agradecerá. Ni siquiera deben ser deportes de alto impacto. ¿Por qué no probar los pilates o el yoga?

6. Haz ejercicios de meditación y relajación

No debemos olvidar que la salud física es tan importante como la mental. Así que es necesario que aprendas a controlar el estrés para mantener tu mente sana. Destina un tiempo en tu rutina diaria, así sean solo 10 minutos, para respirar y relajarte. Con simples ejercicios de respiración profunda podrás tranquilizar tus pensamientos y reducir los niveles de ansiedad. Si eres nuevo en esta práctica no te angusties, es muy fácil de hacer y en internet puedes encontrar guías de ayuda.

Esperamos te haya resultado interesante y útil este artículo. Solo recuerda que cuidar nuestra salud es mucho más sencillo de lo que crees. Al principio puede resultar un poco más difícil, pero con el tiempo lograrás interiorizar estos hábitos que mejoran tu salud indiscutiblemente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here