Morderse las uñas es un comportamiento bastante habitual pero que por desgracia no favorece la salud ni la estética de nuestras manos. Este problema llamado por los expertos “onicofagia” se puede sufrir en mayor o menor grado, pero hay personas a las que les resulta imposible dejarlo. ¿Te muerdes las uñas? ¿Conoces a alguien que lo hace?

En este artículo queremos darte algunos trucos y consejos para dejar de morderte las uñas, hemos probado muchos de ellos, pero estos son los que mejor nos han funcionado.

¿Qué problemas puede causar morderse las uñas?

A pesar de que morderse las uñas generalmente no es un trastorno grave si que pueden darse casos complicados relacionados con problemas nerviosos. En la mayoría de los casos, la gente sólo se muerde el sobrante de las uñas, es decir, la parte que sobresale del dedo, pero en los caso más graves hay gente que puede llegar a dañarse incluso la cutícula, que es la piel que resguarda el nacimiento de las uñas.

El peligro de dañar la cutícula es que si estropeamos el lugar de nacimiento de la uña está podrá comenzar a salir de manera desigual, partida o incluso a no salir por zonas. (Por supuesto ya hemos dicho que esto son los caso más graves).

Existen otros problemas más comunes relacionados con morderse las uñas como por ejemplo la aparición de hongos y bacterias, micro-roturas y sensación desagradable al agarrar objetos. Por supuesto tampoco podemos olvidar que meter constantemente la mano a la boca (estando sucia) puede generar llagas y el contagio de virus y bacterias gastrointestinales.

dejar-de-morderse-las-uñas

¿Por qué nos mordemos las uñas?

Los expertos coinciden en que la principal causa de morderse las uñas está directamente relacionada con factores nerviosos y emocionales.

El estrés, el miedo, la ansiedad, la vergüenza y el aburrimiento son sólo algunos de los factores emocionales que lo provocan. Nuestro cuerpo asocia que morderse las uñas es una forma que funciona para desestresarse y por lo tanto la repite cada vez que se produce una situación de estrés casi de manera automática. (Lo mismo con el aburrimiento, la ansiedad o la vergüenza).

6 Trucos para dejar de morderse las uñas

Antes de comenzar a aplicar cualquiera de estos trucos es recomendable hacer dos cosas:

  • Ser consciente de los momentos en los que nos mordemos las uñas. ¿Cuál es nuestra causa? ¿El aburrimiento? ¿El estrés?…
  • Definir un objetivo a cumplir. Por ejemplo: Una semana sin morderse las uñas, luego un mes, luego tres meses etc. Si tenemos un calendario en el que podamos ir tachando cada uno de los días que pasemos sin mordernos las uñas, será más fácil seguir motivados para conseguir este logro.

Ahora que ya sabes cuándo y por qué te muerdes las uñas y tienes un objetivo, es hora de decidir con que método te quedas.

Relájate

no-morderse-las-uñas

Como ya hemos dicho, el estrés y la ansiedad son los principales causantes de este hábito, por lo tanto, si conseguimos relajarnos estaremos disminuyendo la necesidad de mordernos las uñas.

Existen muchos trucos y técnicas de relajamiento y no te será difícil encontrar el que mejor se adapta a ti, nosotros te proponemos estos 3:

  • Relajación Respiratoria: Cuando detectes un pico de estrés, para unos segundos con lo que estás haciendo. Cierra los ojos y concéntrate en tu respiración, intenta mantener un ritmo constante en tu respiración que debe ser profunda y lenta. Es sin duda uno de los trucos que mejor funcionan ya que consigue equilibrar los niveles de gases en nuestra sangre lo cual tiene un efecto de relax.
  • Relajación Muscular: Al igual que con la relajación respiratoria, si notas que estás teniendo un momento de máximo estrés: para con lo que estás haciendo, cierra los ojos y concéntrate en tu cuerpo. Comienza a estirar y relajar los músculos de tu cuerpo, desde los pies hasta la cabeza en ese mismo orden. Este ejercicio nos ayuda a aliviar tensiones tanto físicas como psicológicas.
  • Infusiones relajantes: Puedes ayudar a tu cuerpo a relajarse tomando uno de los diferentes tipos de infusiones relajantes que existen. Desde la melisa a la valeriana tu decides cuál te sienta mejor, pero no abuses de estas infusiones ya que tienes que aprender a relajar tu cuerpo también sin necesidad de ayudas externas.

Hazte la manicura

por-que-nos-mordemos-las-uñas

Hay muchas personas que comienzan a morderse las uñas porque detectan imperfecciones en las mismas. (Uñas largas, trozos rotos o astillados, pequeños pellejos…) Para evitar esta chispa que propicia el morderse las uñas puedes hacerte la manicura una vez por semana (Ya seas tu mismo quién la haga o un profesional). El ver unas uñas cuidadas y sanas nos disuadirá de morderlas y estropearlas.

Mucha gente ha conseguido eliminar el hábito de morderse las uñas gracias a adquirir el hábito de cuidárselas cada semana.

Aplica un producto disuasorio

6-trucos-para-evitar-morderse-uñas

Existen en las droguerías y farmacias productos expresamente creados para evitar la onicofagia. Estos productos que suelen ser líquidos se aplican en las uñas (normalmente son transparentes) y generan un mal sabor en la boca cuando intentamos morderlas. Al final nuestro cerebro interpreta que morderse las uñas genera un mal sabor de boca por lo que poco a poco va intentando evitarlo.

El problema es que algunas personas son capaces incluso de adaptarse a ese mal sabor y seguir mordiéndose las uñas. Por ello es recomendable que en tal caso, cada ve que uno se habitúe al sabor, cambie a otra marca de producto. También existen sustancias caseras que nos ayudan a conseguir este mismo objetivo al aplicarlas en las uñas, por ejemplo el extracto de vainilla o la salsa tabasco

Mastica alimentos crujientes

Consejos-para-morderse-las-uñas

El masticar alimentos crujientes durante los momentos de estrés no sólo puede ayudarte a mitigar las ganas de morderte las uñas sino que también puede ayudarte a alimentarte mejor. Unos sticks de zanahoria o pepino son ideales para conseguir este objetivo, son sanos y están deliciosos.

Masca chicle

evitar-morderse-las-uñas

Tu cuerpo ha asociado que para relajarse puede morderse las uñas, el acto de morder es el que le relaja. Sabiendo esto, puedes detectar todos esos momentos del día en que sueles morderte las uñas y masticar unos chicles. Al tener un chicle en la boca tu cuerpo no necesitará tener que morderse las uñas.

Poco a poco con el tiempo tu cuerpo irá olvidando el acto de morderse las uñas como forma de relajarse ya que el masticar chicles lo habrá sustituido. Si decides que este es el método que quieres utilizar no olvides comprar chicles sin azúcar. Así evitarás problemas de caries asociados a este nuevo hábito sustitutivo.

Más adelante, cuando ya lleves un largo tiempo sin morderte las uñas, podrás probar a ir dejando progresivamente los chicles.

Busca tratamiento

trucos-para-no-morderse-las-uñas

Si consideras que tu hábito de morderte las uñas es muy grave o sospechas que puede estar relacionado con un trastorno obsesivo-compulsivo lo mejor es que acudas al médico en busca de un tratamiento a medida. Los casos graves son difíciles de “curar” sin supervisión de un profesional que guíe en los pasos y métodos a seguir.

Esperamos que haya sido de tu interés este artículo y que pongas en práctica uno de estos métodos si lo necesitas. ¿Conoces otros métodos? Compártelos con nosotros a través de un mensaje en la web o en nuestras redes sociales.

Imagen: gail m tangDick Voslyn tallymadame.furieMichael SaechangBrent HofackerMaria de las Mercedes

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here