Los tacones altos hacen que las mujeres se sientan más esbeltas y más sexy, y le dan un toque de elegancia a su vestimenta. Pero el abuso de este tipo de calzado es muy malo para la salud.

Usar tacones altos provoca dolores en los pies y en los tobillos si se camina con ellos durante mucho tiempo, y expone a quienes los usan a torceduras y caídas que pueden derivar en lesiones que van más allá de un esguince. Esto lo saben todas las personas que usan tacones altos, y lo tienen en cuenta. Pero lo que tal vez no sepan (o no quieran saber) es que, a medio y largo plazo, usar tacones altos es muy perjudicial. De eso es de lo que vamos a hablar en este artículo.

Por qué no debes usar tacones altos

#1 – Usar tacones altos aumenta el riesgos de caídas y lesiones

Cómo decíamos en la introducción, el riesgo de tropezarse y caerse con tacones altos es muy alto, e impide, en muchos casos, una movilidad normal, debido a los problemas de inestabilidad que provocan. Si ante una emergencia tienes que caminar deprisa o incluso correr, llevar tacones altos te pondrá en una situación muy díficil. El problema no es solo darse un tropezón y lesionarse el tobillo, sino que la caída puede provocar roturas de huesos y heridas, y puede limitar la capacidad de reacción (lo que puede costarte muy caro).

#2 – Usar tacones altos puede provocar problemas estéticos y funcionales

El uso a largo plazo de los zapatos de tacón alto puede provocar cambios estructurales y/o desfiguración del pie. El pie puede deformarse si se usa calzado inadecuado. Los tacones altos cambian por completo la posición de los pies, haciendo que se camine sobre la “bola” del pie, impidiendo la marcha natural desde el talón hacia el dedo pulgar.

Estos problemas del pie derivados del uso abusivo de tacones alto incluyen la aparición de juanete, dedos en martillo y lesiones en la parte posterior del hueso del talón.

  • Un juanete es la estructura nudosa ubicada en la base del dedo gordo del pie. No es un crecimiento del hueso, sino un desplazamiento causado por la acción de empujar hacia fuera esa zona al caminar. Los zapatos altos y, sobre todo, puntiagudos, favorecen esta dolencia.ç
  • Los dedos en martillo aparecen cuando los nudillos de los dedos de los pies se vuelven prominentes y callosa. Los zapatos de tacón alto favorece la aparición de dedos en martillo debido al exceso de peso colocado en la bola del pie y lesionan a la estabilización de los ligamentos de los dedos de los pies.
  • Los dolores y lesiones en la parte posterior del hueso del talón pueden llegar a ser importantes, ya que, con el uso de tacones altos, ya que el hueso del talón se inclina hacia arriba. Usar tacones altos a menudo puede provocar lo que se conoce como deformidad de Haglund, también conocida como espolones, que es un crecimiento óseo de la parte posterior del hueso del talón. En este problema suelen influir también la forma del pie y la manera de caminar.
#3 – Usar tacones altos puede provocar dolor y lesión en los tobillos, las rodillas y la espalda

La forma antinatural de caminar con tacones afecta a todo el cuerpo, desde los tobillos a la zona cervical. Estos puede provocar problemas de dolores y deformación de la columna, artritis y desgaste óseo.

Alternativas

Como dijimos al principio, los tacones son elegantes y forman parte de la indumentaria femenina por excelencia. Para evitar estos problemas, sería aconsejable reducir el uso de tacones, no usar tacones excesivamente altos y que estos sean gruesos para aumentar la estabilidad del pie. Además, los tacones deberían ser lo más anchos posible en la parte delantera y contar con sujeciones para que el pie esté más estable.

Si te gusta usar tacones, seguro que te interesa saber cuál fue el curioso origen de los zapatos de tacón.

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here