En el artículo anterior hablamos sobre la importancia de revisar los componentes de los productos de belleza y cuidado personal, ya que pueden contener productos tóxicos perjudiciales para la salud.

En este artículo seguiremos hablando sobre estos productos tóxicos para que lo consideres antes de adquirir tus productos de belleza

Lauril sulfato de sodio (SLS) y Lauril éter sulfato de sodio(SLES)

Estos detergentes se utilizan en el 90% de los productos de cuidado personal, especialmente en los que crean espuma. Hay cerca de 16.000 estudios en la biblioteca de la ciencia de PubMed relativos a la toxicidad de esta sustancia química. Diferentes pruebas con animales han demostrado que el SLS puede dañar el ojo, causar depresión, provocar dificultad para respirar, diarrea, irritación severa de la piel e incluso la muerte.

Cuando se combina con otras sustancias químicas en el proceso de fabricación, el SLS puede transformarse en nitrosaminas, una clase potente de carcinógenos.

Tolueno

El tolueno es un líquido transparente que se encuentra generalmente en productos para uñas y decolorantes para el cabello o colorantes.

Este productos es una potente neurotoxina que puede afectar a  la respiración y provocar náuseas. En los estudios, el tolueno se ha asociado con toxicidad para el sistema inmunológico y como un posible vínculo con el cáncer de la sangre. También se cree que está relacionado con la interrupción de los sistemas inmunológico y endocrino y el desarrollo fetal anormal.

Ftalatos

12 ingredientes que usas para cuidar tu piel que perjudican tu salud (II)

Estos disruptores endocrinos plastificantes están presentes en muchas fragancias, perfumes, desodorantes y lociones. Los ftalatos están prohibido en los juguetes de los niños en muchos países.

Los principales ftalatos en cosméticos son el ftalato de dibutilo en el esmalte de uñas, el dietil ftalato en perfumes y lociones y el ftalato de dimetilo los pulverizadores para el cabello.

Por desgracia, esta categoría de productos químicos no siempre se da a conocer en el etiquetado, ya que está incluido como “fragancias”, como veremos a continuación.

Fragancias sintéticas

Este término vago es aparentemente utilizado en las etiquetas para proteger “secretos comerciales”. Sin embargo, no deja de ser una excusa de las grandes empresas para cubrir la cantidad y la composición de los productos químicos que están añadiendo a sus productos.

De hecho, más del 95% de los productos químicos en fragancias sintéticas se derivan de productos petroquímicos, como derivados de benceno y aldehídos. También contienen  parabenos, ftalatos y almizcles sintéticos que pueden alterar las hormonas, causar problemas reproductivos y que incluso pueden estar relacionados con el cáncer.

Triclosán

El triclosán es un ingrediente antibacteriano sintético registrado como un pesticidacon alto riesgo para la salud humana y el medio ambiente. Los estudios en animales han demostrado que el triclosán altera la regulación hormonal y otros estudios han expresado su preocupación de que el triclosán contribuye a las bacterias resistentes a los antibióticos. A pesar de estos resultados, el triclosán todavía se utiliza en cosméticos y otros productos.

La investigación también ha demostrado que el triclosán puede interferir con el desarrollo del feto en mujeres embarazadas y se ha relacionado con las alergias, aumento de peso, la respuesta inflamatoria y disfunción tiroidea .

El triclosán están presente en jabones antibacterianos y productos para el lavavajillas. Actualmente no hay evidencia de que los jabones antibacterianos son más eficaces en la prevención de enfermedades que el lavado con agua y jabón de toda la vida.

DEET (Dietiltoluamida)

Mientras que la picadura de mosquitos es a la vez molesto y potencialmente peligroso, el DEET químico que se utiliza en repelentes de mosquitos puede ser aún más peligroso.

Se advierte que es necesario lavar bien la piel cuando se aplican productos con DEET, lavar la ropa y evitar respirarlo, así como rociarlo directamente sobre la cara.

Incluso la Agencia de Protección Ambiental dice que usted debe lavar DEET de su piel cuando vas por dentro, lave la ropa tratada antes de usarlos de nuevo, evitar respirar adentro y no lo rocía directamente en la cara.

En lugar de utilizar DEET, prueba con un repelente natural de mosquitos, como plantas antimosquitos (cintronela, lavanda o albahaca) o incienso antimosquitos.

Si este artículo te pareció interesante, no dejes de leer 7 maneras naturales de liberar tu cuerpo de metales pesados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here