¿Te has levantado alguna vez con dolor de cabeza, mareos y malestar general? ¿Has sentido en tu cuerpo los efectos de la resaca por haberte pasado (un poquito) tomando alcohol? Es normal, incluso entre los que intentamos llevar una vida sana y saludable. En ocasiones el alcohol puede jugarnos una mala pasada pero ¡no te preocupes! te vamos a dar 10 trucos científicamente probados para evitar y aliviar los síntomas de la resaca. Pero atención: ¡Esto no te da barra libre de alcohol, el alcohol siempre con moderación!

Si quieres levantarte al día siguiente con energía y sin sentir los molestos efectos de la resaca, toma nota:

10 Formas de evitar la resaca que funcionan

Bebe agua, mucha agua

Si quieres evitar el dolor de cabeza al día siguiente no olvides beber mucha agua durante la noche. Los tejidos que rodean a nuestro cerebro están hechos en su mayor parte por agua, al beber bebidas alcohólicas estos tejidos se deshidratan, se encogen y provocan una presión que se traduce en un intenso dolor de cabeza al día siguiente. Si a lo largo de la noche intentas beber agua entre cada copa de alcohol, estarás minimizando esta deshidratación y por lo tanto el futuro dolor de cabeza.

No cedas al lado oscuro

Las bebidas oscuras como el vino tinto, el whisky o el coñac contienen congéneres. Los congéneres son unas sustancias residuales que se producen durante el proceso de fermentación del alcohol y que son las causantes en parte de los síntomas de embriaguez y resaca. Si a lo largo de la noche intentas cambiar estas bebidas oscuras por bebidas claras como el vino blanco, la ginebra o el vodka estarás ingiriendo menos congéneres y por lo tanto tendrás menos resaca al día siguiente.

Bebe calidad

Los procesos de producción de las bebidas alcohólicas de calidad están más cuidados y suelen contener una menor proporción de congéneres que las bebidas alcohólicas de mala calidad (habitualmente llamadas bebidas de garrafón o de relleno). Seguro que era algo que ya lo sospechabas y nosotros lo confirmamos: Merece la pena gastarse un poco más y evitar bebidas de mala calidad.

Evita las burbujas

Las bebidas alcohólicas con burbujas o aquellos cócteles que incluyen bebidas carbonatadas son peores para la resaca. Está comprobado que las burbujas hacen que el alcohol se absorba todavía más rápido.

No bebas con el estómago vacío

Beber con el estómago vacío no es una buena combinación. Muchos estudios demuestran que el alcohol es absorbido mucho más rápido cuando no hemos comido nada antes de beberlo. Lo ideal es comer una buena ración de carbohidratos que ayudarán a mantener a raya la absorción de alcohol y por lo tanto nos ayudará a controlar la cantidad de alcohol que llega hasta nuestra sangre.

Respira aire fresco

Una mayor concentración de oxígeno en nuestro organismo ayuda a que aumente la capacidad de nuestro hígado para romper toxinas. Si después de beber das un paseo y procuras controlar tu respiración para mejorar tu absorción de oxígeno estarás minimizando la resaca de la mañana siguiente.

El desayuno definitivo anti-resaca

A pesar de que cuando te despiertas con resaca no tienes muchas ganas de comer, debes intentarlo. Existen alimentos que te ayudarán a mitigar los efectos de la resaca y a estabilizar tu organismo para evitar mareos y náuseas. Algunos de los alimentos que mejor funcionan son los huevos, la leche, el plátano, el atún o el zumo de naranja. Pero si hay una combinación perfecta es la de “El desayuno definitivo anti-resaca”

Toma un complejo multivitamínico

Procesar alcohol deja exhausto a nuestro cuerpo, perdemos vitaminas y minerales necesarios para sentirnos bien. Si tomas un complejo vitamínico por la mañana puedes ayudar a tu cuerpo a reponer todos los nutrientes que tu cuerpo necesita, sobretodo la vitamina B12.

Infusión de manzanilla / camomila

Si después de haber realizado todos los consejos anteriormente explicados todavía sigues teniendo náuseas y mareos es el momento de tomar una infusión de manzanilla (también conocida como camomila). La camomila tiene unas propiedades digestivas que te ayudarán a recuperar tu “sintonía” digestiva ya que ayudan a calmar la inflamación gastrointestinal que puede provocar un exceso de alcohol.

No bebas alcohol

Por último no podíamos evitar pasar por alto el mejor remedio para evitar la resaca: No beber alcohol. En ocasiones y dependiendo de la situación, es difícil evitarlo pero de todos modos podemos intentar reducir la cantidad de alcohol que bebemos. No sólo estaremos evitando la resaca, sino que estaremos ayudando a nuestro cuerpo a mantenerse libre de toxinas. Recuerda: ¡Bebe con moderación!

Por cierto, ¿sabías que la resaca afecta más a las mujeres que a los hombres? Esto se debe a que el hígado de los hombres procesa con más eficacia y rapidez el alcohol y los congéneres. Si te ha gustado este artículo, compártelo con todos aquellos a los que les pueda interesar. Cuéntanos tu también cuáles son tus remedios para combatir la resaca.

Imagen: Antoine K

12 Comentarios

  1. Dos alkaseltser en medio vaso de agua bien helada con tres gotas de limon y santo remedio levanta muertos (no exeder de las 3 gotas de limos)

  2. tengo entendido que la mujer tiene menor intolerancia para el alcohol que el hombre por esa razón ellas no toman como los hombres cuando el organismo se deshidrata por el consumo de alcohol el cuerpo pide agua la cual toma del cerebro por eso duele la cabeza posterior a una borrachera

  3. […] Con el alcohol ocurre justamente lo contrario que con el agua: El alcohol deshidrata nuestro cuerpo y es por ello que cuando nos pasamos de beber, al día siguiente, nos duele la cabeza y nos sentimos mal. En ese momento nuestro cuerpo se encuentra deshidratado y la composición química de nuestra sangre se encuentra desnivelada y es entonces cuando tienes que recurrir a una de las 10 formas científicamente probadas de evitar la resaca. […]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here